¿En qué consiste?

La lipoinyección o inyección de grasa es un Método de embellecimiento facial. Este consiste en extraer una cantidad pequeña de grasa para que posteriormente sea inyectada en el rostro. Por eso, con esta técnica se consigue restaurar el volumen perdido con el paso de los años. Se puede utilizar, por supuesto, para suavizar arrugas o dar volumen a pómulos, mentón o labios. Además, al ser un material autólogo no produce rechazo en el paciente.

Beneficios

  • Armonía facial
  • Rejuvenece el rostro
  • Resultados naturales

La 1ª consulta sobre la lipoinyección o inyección de grasa

En la consulta inicial, nuestro cirujano evaluará su estado de salud y determinará las zonas que serán intervenidas para lograr una armonía facial entre los diferentes rasgos y un rejuvenecimiento del rostro. Para que consigas el resultado que deseas, es fundamental que nos expliques claramente cuáles son tus expectativas y será nuestro experto el que te ofrezca la solución más recomendable.

La intervención

Para la lipoinyección o inyección de grasa, en primer lugar, se utiliza anestesia local en la zona donde se extrae la grasa, normalmente la zona periumbilical y, posteriormente, anestesia regional en la zona del rostro que vaya a ser intervenida. Es una intervención muy segura con una duración inferior a una hora.

Después de la cirugía

Las molestias son escasas y normalmente aparecen alrededor de la zona donde la grasa ha sido extraída. En la gran mayoría de los casos no aparece ningún tipo de efecto secundario de interés, tan sólo inflamación y rojeces que suelen desaparecer pasados dos días desde la intervención.

Los resultados

Los resultados pueden permanecer hasta varios años y su duración varía dependiendo de las características propias de la piel de cada paciente y de su estilo de vida. Para que los resultados de la lipoinyección grasa sean más duraderos se puede combinar con distintas técnicas como la Bioesmulación con P.R.P. o la Toxina botulínica.

Tratamientos relacionados