¿En qué consiste?

La reconstrucción de cicatrices consiste en minimizar la visibilidad de las mismas mediante un procedimiento quirúrgico. Por eso, la cicatriz tendrá la menor visibilidad posible. Esto, por supuesto, siempre manteniendo las mejores garantías de seguridad.

Las cicatrices pueden ser originadas por diversas patologías, traumatismos, quemaduras o accidentes.

Beneficios

  • Mínima visibilidad
  • Mejora el aspecto de la cicatriz

1ª Consulta sobre reconstrucción de cicatrices

En la consulta inicial, nuestro cirujano evaluará su estado de salud y determinará la extensión de la zona a intervenir y si sería necesaria o no la utilización de plastias o injertos.

La intervención

El procedimiento dependerá del tamaño y la localización de la cicatriz. Habitualmente se utilizará anestesia local o anestesia local más sedación en caso de cicatrices más complejas. El tiempo medio de intervención de una cicatriz pequeña es alrededor de 30 minutos, cuanto mayor sea mayor será el tiempo empleado.

Después de la cirugía

La zona intervenida requerirá de un vendaje especial durante algunos días y la herida deberá ser curada mediante el procedimiento indicado por el médico. Suele aparecer dolor que podrá ser tratado con analgésicos.

Los resultados 

Los resultados finales no serán apreciados hasta pasados entre 3 y 9 meses de la intervención.

Tratamientos relacionados