¿En qué consiste?

Los implantes faciales se usan para dar un balance mas armonioso a los rasgos del rostro de forma que se sienta mejor con su aspecto. Hay muchos implantes disponibles confeccionados con una amplia variedad de materiales. Estos implantes pueden enderezar la línea de la mandíbula, adelantar un mentón o los pómulos, contribuyendo a equilibrar el resto de la cara.

Frecuentemente usamos estos implantes para obtener una mejor armonía de los rasgos faciales de un paciente joven. Por ejemplo, puede necesitar remodelar su nariz y adelantar un poco el mentón para que sus rasgos sean más proporcionados. Los pacientes más maduros generalmente utilizan los implantes en conjunción con otros tratamientos. Por ejemplo, durante un lifting facial los implantes colocados sobre los pómulos contribuyen a una apariencia mas juvenil.

También los implantes pueden utilizarse para mejorar caras que parecen tristes o cansadas.

Beneficios de los implantes faciales

  • Consigue una mayor armonía facial
  • Da volumen al rostro
  • Procedimiento seguro y sencillo

1ª Consulta

En la consulta inicial, nuestro cirujano evaluará su estado de salud y determinará las zonas que serán intervenidas para lograr un equilibrio facial entre los diferentes rasgos. Para que consigas el resultado que deseas, es fundamental que nos expliques claramente cuáles son tus expectativas y será nuestro experto el que te ofrezca la solución más recomendable.

La intervención

Este tipo de intervenciones siempre se hacen con anestesia local, bajo sedación y no necesita internamiento en clínica. Es una cirugía breve de aproximadamente una hora. Se realiza una mínima incisión intraoral, por la que se introduce el implante. De esta forma se evitan cicatrices externas. La sutura no necesita ser retirada. Será suficiente con una revisión semanal, para ver la evolución. No es una cirugía dolorosa, sólo las molestias propias de la inflamación.

Después de la cirugía

Mínimas molestias y la incorporación es inmediata: a los 5 ó 7 días de la intervención podrá volver a sus actividades cotidianas. No es necesario el ingreso hospitalario.

Tras la intervención será necesaria la visita a nuestro centro para las revisiones semanales pertinentes.

Los resultados 

Contorno facial armónico y resultados visibles desde la finalización del procedimiento. Rostro joven, esbelto y equilibrado.

Tratamientos relacionados