hilos_tensores

¿En qué consiste?

Los hilos tensores son unos monofilamentos de polidioxanona, reabsorbibles, estériles, con o sin espículas que inducen una fibrosis y neoformación de colágeno que hacen un efecto tensado en la piel y por tanto un lifting biológico sin necesidad de pasar por el quirófano. Aplicación facial y corporal.

Se hace una colocación a nivel dérmico de varios hilos mediante una aguja fina realizando un mallado para que haga una buena sustentación. Una vez introducidos crean una malla de sustentación y una reacción de estimulación del fibroblasto que induce la formación de colágeno fortaleciendo el tejido de soporte. El proceso es completamente indoloro y tiene una duración aproximada de 30 o 60 minutos.

Beneficios de los hilos tensores

  • Tratar y/o prevenir de manera eficaz los signos del envejecimiento cutáneo como la flacidez y la densidad perdida de la piel.
  • Define y marca zonas como el mentón, pómulos, cola de ceja, surco nasolabial y el cuello.
  • Efecto tensado de la piel en brazos, abdomen, mamas, glúteos y muslos.
  • Sin rechazos ni alergias.
  • Frena los signos de flacidez.
  • No requieren ningún cuidado especial salvo realizar grandes gesticulaciones.

Los resultados

Existen unos resultados inmediatos, aunque los mejores se aprecian a partir del primer mes en adelante hasta llegar a los 3 meses desde la aplicación. Los resultados pueden durar hasta pasados los 12 o 18 meses.

Tratamientos relacionados